logo W

20 Apr, 2017
Apr 20 2017

El rector Eugenio Domínguez Vilches entrega la Medalla de Oro de la UNIA a López Barneo y al Ayuntamiento de Baeza

El rector de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), Eugenio Domínguez Vilches, ha entregado la Medalla de Oro de la UNIA al científico José López Barneo y al Ayuntamiento de Baeza, en representación de la ciudad.

El acto de entrega de las medallas ha contado con la asistencia del secretario general de Universidades de la Junta de Andalucía, Manuel Torralbo; del rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez; de la secretaria general de la UNIA, Mª Jesús Guerrero; del vicerrector de Investigación de la Universidad de Sevilla, Julián Martínez; de la vicerrectora del Campus Antonio Machado de Baeza, Mª Ángeles Peinado, y los premiados, el citado López Barneo y la alcaldesa de Baeza, Lola Marín, que ha recibido la medalla Zenobia Camprubí, dedicada a las instituciones, en nombre del Ayuntamiento baezano.

El rector de la UNIA ha manifestado que la intención de la Universidad con la entrega de estas medallas es reconocer y recompensar el trabajo bien hecho. Y ha agregado que el trabajo bien hecho es saber gestionar las oportunidades que te da la vida y que gestionar significa también ayudar a la gente a hacer lo mejor, no solo a organizar.

Domínguez ha destacado la labor científica y docente del profesor López Barneo y ha recordado que sus investigaciones actuales se dirigen principalmente a la enfermedad de Parkinson. Ha manifestado que está considerado entre los españoles más influyentes de la ciencia y la tecnología, que recibió la Medalla de Andalucía en 1994 y que entre otras responsabilidades es el director del Instituto de Biomedicina de Sevilla; coordinador de Investigación del hospital Vírgen del Rocío de Sevilla y de la investigación en células madre de la Junta de Andalucía y presidente del Consejo asesor de los Workshops de Biomedicina de la UNIA.

Respecto al galardón otorgado a Baeza, el rector de la UNIA ha subrayado la importancia de la ciudad en el ámbito de la tradición universitaria y en el de la propia UNIA, ya que cuando ésta se creó como institución única en 1994 sus dos sedes originales eran la Iberoamericana de Santa María de La Rábida y la Antonio Machado de Baeza.

Sobre la tradición universitaria de Baeza, Domínguez se ha remontado a 1538, cuando el Colegio y Escuelas de la Santísima Trinidad dieron paso a una Universidad inspirada en los planteamientos reformistas del maestro Juan de Ávila. Y ha realizado un recorrido hasta nuestros días, destacando la rehabilitación del antiguo Seminario San Felipe Neri y el palacio de Jabalquinto que configuran el campus Antonio Machado de la UNIA; del que ha señalado su compromiso social con el entorno en que se ubica y su colaboración en la recuperación, conservación y mejora del patrimonio histórico en su sentido más amplio.

El profesor López Barneo ha querido en primer lugar dar las gracias a la UNIA por esta medalla y ha señalado que los investigadores hacen lo que hacen por vocación, pero que es muy importante que la sociedad reconozca esta labor no solo por lo que compete al individuo que investiga sino también por la traslación que tiene para los jóvenes la importancia de la investigación científica como base de desarrollo social y económico. López Barneo ha hecho gala de su condición de jiennense, lo que le ha llevado a mostrar su satisfacción por recibir este reconocimiento en sede universitaria y en un lugar como Baeza, que lleva el nombre de la ciencia por todo el mundo con actividades como los Workshops sobre Biomedicina que se realizan en su campus cada año.

La alcaldesa de Baeza ha agradecido a la UNIA este reconocimiento y ha expresado sentirse, junto a la ciudad, felizmente reconocidos. El premio, ha dicho, es el fruto al trabajo realizado durante décadas. Es también, afirma, el reconocimiento a la identificación de la ciudad de Baeza con la UNIA y de la UNIA con la ciudad de Baeza y al buen hacer que ha tenido la Universidad durante estos años tanto en el ambiente cultural como en el patrimonial y que ha supuesto para la ciudad la recuperación del ambiente universitario.

Por último, el secretario general de Universidades, Manuel Torralbo, ha comentado que el Gobierno andaluz acompañaba hoy a una institución y a una persona muy relevantes para la función que tiene la UNIA. En mi casa decían, añadía, que no hay bien que no se pueda disfrutar sin compañía y en este caso con los bienes que suponen el profesor López Barneo y el Ayuntamiento de la ciudad de Baeza hay que disfrutarlos; por lo tanto, el Gobierno andaluz está hoy acompañando a estos premiados y distinguidos y a esta Universidad para disfrutarlos y que sientan este apoyo y este reconocimiento.

La concesión de estas medallas fue acordada por el Consejo de Gobierno de la UNIA para hacer público y patente su reconocimiento a personas físicas o jurídicas, privadas o públicas, nacionales o extranjeras, que hayan destacado en el campo de la investigación científica o de la docencia; en el cultivo y fomento de las Artes, las Letras, las Ciencias, o la Cultura; o que hayan prestado servicios relevantes o extraordinarios a la UNIA.