fbpx
21 Jun, 2011
jun 21 2011

La UNIA pone en marcha un máster de salud infantil en Perú

La Rábida, 21 de junio de 2011. La Universidad Internacional de Andalucía tiene abierto el plazo de becas hasta el 18 de agosto de 2011 para poder participar en la II Máster Internacional en Salud Infantil Comunitaria, con mención en prevención y promoción de la salud pública infantil, que se desarrollará en Perú.

 

Esta maestría que está dirigida por el doctor Manuel Sobrino Toro, de la Universidad de Sevilla y coordinada por Jorge Alarcón, de la Universidad Nacional de San Marcos en Perú, comenzará el 22 de agosto de 2011 hasta julio de 2013 y contará con 72 créditos (equivalentes a 60 créditos ECTS del Sistema Universitario Europeo).
Las bases de este máster, las puso la UNIA, teniendo presente que la niñez y adolescencia suponen etapas esenciales en la vida del ser humano caracterizadas por un permanente proceso de crecimiento y desarrollo. El resultado de la sucesión de cambios físicos, funcionales, madurativos y psicológicos serán la base sobre la que se construirá la futura existencia en la edad adulta. La visión orientada a “curso de la vida” –habitualmente denominada ciclo vital-, que apoya OMS/OPS, se vincula a esta perspectiva de atención continua e integral en etapas consecutivas de la adolescencia, embarazo, recién nacido, periodo postnatal e infancia. Los factores determinantes de la salud irán modelando un período que se inicia en los primeros días de la vida intrauterina y finaliza –a los efectos de nuestro análisis como área de conocimiento - en torno a los 18 años de vida. Algunos de estos factores serán susceptibles al cambio con medidas costo efectivas y tendrán una trascendente influencia sobre la morbilidad y mortalidad. En la Región de las Américas se han observado mejoras en la calidad de vida y la salud infantil; no obstante, en muchas zonas persisten serias desigualdades sociales que determinan pobreza infantil y una incompleta e inadecuada aplicación de los Derechos de la Convención. La inequidad observada entre países y regiones dentro de los mismos, dibuja un panorama en el que la malnutrición en menores de cinco años -de manera particular en su forma crónica- junto con la exposición a riesgos, la falta de asistencia adecuada y un inadecuado programa de seguimiento al niño sano son una constante en muchas zonas de Centro y Sudamérica. Se hacen necesarios esfuerzos para ofrecer cuidados continuos y programas que prevengan y promocionen la salud, de manera muy especial en el ámbito comunitario. En este espacio suelen darse la mayor parte del origen de los problemas –determinantes de la salud- y también pueden encontrarse un alto porcentaje de las soluciones. Las propuestas, desde el riguroso análisis, debieran tener una visión inter y multidisciplinaria, con el objeto de abordar la salud no sólo desde la visión sanitaria sino también desde el espacio de la salud en un sentido amplio, social, educativo, jurídico. Una de las conclusiones relevantes del proyecto abordado por OMS para la creación de nuevos estándares de crecimiento ha sido el constatar que el empleo de la lactancia materna y las mejores recomendaciones de prevención, cuidados, atención temprana, higiene, nutrición y vacunación favorecen la máxima expresión del potencial genético, no existiendo grandes diferencias atribuibles a la genética al considerar la población pediátrica mundial en general. En las mejores condiciones, el crecimiento y desarrollo será similar en diferentes partes del mundo. Diversas actuaciones, como el programa de Crecimiento y Desarrollo o estrategias como la Atención Integrada a las Enfermedades Prevalentes de la Infancia (AIEPI), entre otras, han mostrados obrada eficacia para disminuir la morbilidad y mortalidad en menores de cinco años. En todo caso, es importante profundizar en el conocimiento delos perfiles epidemiológicos, ya que las condiciones de vida en diversas zonas de la Región, y en las diferentes etapas de la niñez y adolescencia, han de hacernos implementar medidas concretas para áreas específicas en muchos casos en el marco de estos u otros programas y estrategias.
El programa propuesto para la Maestría en Salud Infantil Comunitaria con mención en prevención y promoción de la Salud Pública Infantil, propone el análisis riguroso de las situaciones observadas en Perú y países del entorno y las mejores soluciones actualizadas basadas en evidencias y su aplicación en el ámbito comunitario, buscando la mejora de la calidad de vida. La formación específica del grupo de discentes permitirá crear profesionales que podrán actuar desde la vertiente asistencial, docente e investigadora.
La Maestría en Salud Infantil Comunitaria con mención en prevención y promoción de la Salud Pública Infantil (MSIC) tiene como objetivo general formar “magíster” con capacidad para actuar en la mejora de la salud en las edades pediátricas, con un enfoque integral, de manera interdisciplinaria, conociendo las mejores evidencias que favorezcan la implementación de actuaciones preventivas y promocionales de la salud. La MSIC supone una propuesta docente que ha de facilitar una cualificación como resultado de un proceso de aprendizaje.
De manera particular, son objetivos específicos de la misma:
Conocer las singularidades básicas del crecimiento y desarrollo en la infancia y adolescencia y el mantenimiento de la salud.
Analizar la importancia de la nutrición en las distintas edades pediátricas y los factores que pueden inducir y prevenir la malnutrición en el niño.
Estudiar y saber reconocer las principales causas que determinan la enfermedad en estas edades de la vida, incluido el periodo perinatal y los factores de riesgo que se asocian a enfermedad presente o futura.
Saber adaptar y aplicar las estrategias básicas de intervención en la comunidad para mejorar la calidad de vida de la población infantil, promoviendo la promoción y mantenimiento de la salud en las diferentes edades pediátricas.
Proporcionar a profesionales de la salud que trabajan con niños –fundamentalmente en atención primaria en el ámbito comunitario– un entrenamiento básico para que prevengan, detecten y resuelvan los principales problemas que hacen enfermar a la infancia en sus diferentes épocas, implementando además programas de intervención propuestos por los organismos nacionales e internacionales.
Desarrollar habilidades para la identificación, planificación y ejecución de proyectos de mejora de la salud infantil, así como de investigación en el ámbito de la salud infantil. * Dotar de herramientas para fomentar la investigación en el ámbito de la salud infantil comunitaria.
Y, finalmente, favorecer el liderazgo de los profesionales locales para la implementación de programas que mejoren la calidad de vida de los niños.
ods
E
E
E
E
efqm