fbpx
22 Nov, 2010
nov 22 2010

Rosa María Calaf y sus experiencias en los Encuentros UNIA del Festival de Cine Iberoamericano

La periodista Rosa María Calaf, miembro del jurado de la Sección Oficial de esta edición del Festival, ha puesto el broche de oro a los encuentros que la Universidad Internacional de Andalucía ha celebrado durante la semana que durado el 36 Festival de Cine Iberoamericano de Huelva en la Casa Colón. Junto a ella, Eduardo Trías, director del Festival de Cine; y Manuel Abad, director del Secretariado del Vicerrectorado de Extensión Universitaria y Participación de la UNIA, para quién las crónicas de Calaf “nos hacían participes de lo que estaba pasando ya que ella siempre estaba allí donde estaba la noticia, dándole una credibilidad extraordinaria a lo que estaba diciendo gracias a su criterio y al análisis que hacía de los hechos”.
Durante el encuentro y la mesa redonda que prosiguió a sus palabras, Rosa María Calaf realizó un análisis personal sobre el Periodismo de ayer y de hoy, “ya que yo tuve la suerte de vivir una época en la que el periodismo era lo que debía ser”, afirmó Calaf, que prosiguió afirmando que “el periodismo está pasando una época muy delicada, se está deteriorando porqué estamos saturados de información pero nadie nos ha enseñado a procesar la información y no todo lo que nos llega está bien”.  Para Calaf, actualmente la sociedad ha perdido la capacidad de análisis y el sentido crítico, “a favor de al búsqueda de diversión”. Ante la pregunta de uno de los asistentes sobre si estamos realmente contando lo que pasa en el mundo, o incluso si es posible contar lo que pasa, la periodista catalana fue contundente ya que para ella “no lo estamos consiguiendo, y en lugar de unir, estamos transmitiendo miedo a lo desconocido, provocando enfrentamientos entre los distintos mundos antes que conocimiento, algo que sin duda crea una sociedad confusa”.

De sus años de corresponsal también compartió anécdotas con los asistentes y analizó el papel de este personaje en el periodismo actual. “El corresponsal es el principal vehículo que debe unir realidades distintas, pero simplemente es un puente, no una estrella”, afirmó Calaf, para quién “hoy en día no se prioriza el contenido a la hora de dar noticias, se convierte todo en espectáculo. Un espectáculo que invade con su estética la forma de informar y en el 90% de los casos no es necesario ni el chaleco antibalas, ni el velo,… y su utilización provoca desinformación porqué aportan elementos que no son exactos, algo que falsea la situación”.

“Sin duda la información es un bien muy frágil y hay que acercarse a ella con humildad y rigor, y hoy en día esto no se está consiguiendo, llegamos a todas partes pero estamos peor informados que nunca”, prosiguió Calaf. Para la excorresponsal, “el periodismo se ha convertido en un negocio, ya no tiene vocación de servir a la sociedad, actualmente tienen que responder a unos intereses económicos y no a la excelencia informativa”.

Otro de los problema que afectan al Periodismo de hoy es que “los medios no reflejan la realidad, la crean eligiendo los temas en función del impacto que pueden tener y está claro que la realidad cada uno la puede interpretar como quiere y hacerse una opinión, pero los hechos son lo que son y no se pueden manipular”, apostilló Calaf, quién lamentó que “esto que está sucediendo con el periodismo no se puede desinventar, lo único que podemos hacer es neutralizar los efectos”. 

Rosa María Calaf Solé, nacida en Barcelona,  ha sido una periodista de RTVE durante 26 años, ocupando diferentes corresponsalías en el extranjero. En sus más de tres décadas de experiencia profesional, ha estado en más de ciento sesenta países, micrófono en mano en busca de la noticia, informando sobre política, economía, conflictos y catástrofes, cultura  y sociedad, “un papel que es muy necesario para conocer la realidad de los países sobre los que se informa, pero que está desapareciendo ya que es muy raro que los medios hoy en día tengan corresponsalías en el extranjero”.


ods
E
E
E
E
efqm